lunes, 15 de febrero de 2010

La Santa Misa es sacrificio y sacramento


La Eucaristía es un Sacrificio además de un sacramento.

En la sagrada Eucaristía no solo se contiene y se recibe a Cristo (Eucaristía- Sacramento), sino que además en ella el mismo Cristo es ofrecido en holocausto por la salvación del mundo (Eucaristía- Sacrificio = Santa Misa).

El sacrificio consiste principalmente en una ofrenda que el hombre hace a Dios. El sacramento, en cambio, consiste en un don que Dios hace al hombre.

Los sacrametos han sido instituidos por Dios para los hombres, se administran a los hombres; en cambio el sacrificio del Altar es sólo para Dios.

Cuando celebra la Misa, el sacerdote está ofreciendo un sacrificio a la divinidad, por eso se coloca en el Altar vuelto hacia el Señor y no hacia los fieles.

En cambio, cuando administra los sacramentos (cuando da la comunión o bautiza...) el sacerdote se vuelve hacia lo fieles porque los sacramentos son dones que Dios hace al hombre.

3 comentarios:

  1. Le rogaría a usted el favor de colocar un enlace a nuestro humilde weblog de Irlanda en su weblog: www.catholicheritage.blogspot.com.

    Que el Dios Santo y la Virgen los bendiga!

    ResponderEliminar
  2. Me gustaría que aqui en Panamá también se celebrara la Misa Tridentina en muchas Iglesias, por lo menos en ciertos horarios, asi como veo que hacen en otros paises como en Brazil, España, Argentina, Mexico, etc.

    ResponderEliminar
  3. En Argentina hay poquísimas Iglesias donde se celebra la Misa Tridentina. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (inmensa ciudad)sólo en una Iglesia,y una vez por semana.

    ResponderEliminar