viernes, 2 de octubre de 2009

Dichos de San Juan María Vianney (VI)


“Te suplico que mientras más cerca esté de mi hora final aumentes y perfecciones mi amor por

ti”.
*
“Es necesario no perder jamás de vista que un día seremos juzgados sin misericordia, y que nuestros pecados se manifestarán a la vista del universo entero”.
*
“Hijos míos, nuestro corazón es pequeño, pero la oración lo dilata y lo hace capaz de amar a Dios”.
*
“Después del Juicio, si nos hallamos culpables de los pecados, iremos a llorarlos en los infiernos, sin poder ni borrarlos, ni olvidarlos. ¡Oh! ¡Qué ciegos somos si no aprovechamos del poco tiempo que nos queda de vida para asegurarnos el cielo!”.
*
“Su bondad y su misericordia pueden estar pasando ya para ti; no te queda más que su justicia y su venganza”.
*
“Tal vez en este momento sentimos cosas contradictorias al confesarnos, pero cuánto daríamos si, cinco minutos antes de aquel gran día, Dios nos concediese sacerdotes para confesar nuestros pecados para que se nos borrasen…”.
*
“Cuanto más conocemos nuestra flaqueza, tanto más debemos recurrir a Dios, que nos sostendrá y ayudará en la obra de nuestra salvación”.
*
“Qué bueno es Dios; cuando ya nosotros no podemos ir más hacia El, El viene a nosotros”.
*
“Dios nos ha dado los sacramentos para hacernos recobrar su amistad cuantas veces la hayamos perdido, no dejemos de vivir en la gracia de ellos”.
*
“Dios nos hace participantes de los méritos infinitos de su muerte en la cruz; nos hizo nacer en el seno de su Iglesia; nos dio pastores para mostrarnos y enseñarnos todo lo que debemos hacer para ser felices”.
*
Fuente: El Cura de Ars: Sufrir amando no es sufrir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada